Especiales
3

Damian Lazarus prohibe los móviles en sus sesiones de los lunes en Hi Ibiza, ¿El primer paso hacia el nuevo futuro?

30/05/2024
528 Vistas
0 Comentarios
8 minutos leida
Damian Lazarus prohibe los móviles en sus sesiones de los lunes en Hi Ibiza, ¿El primer paso hacia el nuevo futuro?

En un movimiento innovador para mejorar la experiencia en clubes nocturnos, Damian Lazarus ha implementado una estricta política de no teléfonos móviles durante su residencia en Hï Ibiza. Desde el 18 de mayo de 2024, todos los sábados en el Club Room del famoso club ibicenco, los asistentes deberán guardar sus dispositivos para disfrutar plenamente de la música y el ambiente sin distracciones digitales.

Lazarus, conocido por su innovadora visión en la escena techno, ha denominado a esta iniciativa como «Templo». Su objetivo es crear un espacio donde los asistentes puedan perder sus inhibiciones y disfrutar de un sentido de libertad sin la interferencia de los teléfonos móviles. En su cuenta de Instagram, Lazarus expresó: – “Es una sesión adecuada donde perdemos nuestras inhibiciones y disfrutamos de un sentido de libertad”-. Esta política es una respuesta a la creciente demanda de experiencias más auténticas y menos mediadas en eventos en vivo.

Redefiniendo el Clubbing, la revolución de las No-Foto

El movimiento de Lazarus no es aislado; se alinea con una tendencia global en la cultura de clubes que busca restringir el uso de teléfonos móviles. La encuesta de Eventbrite de 2018 reveló que el 70% de los asistentes a conciertos desaprueba el uso de teléfonos en la pista de baile. Esta desaprobación no solo proviene del público, sino también de los artistas. DJs de renombre como Anja Schneider han expresado su frustración al tocar frente a un «bosque de teléfonos», ya que esto afecta su capacidad de conectar con la audiencia y el ambiente.

Además de Hï Ibiza, otras fiestas y clubes en España han adoptado medidas similares. En Madrid, las fiestas más underground como Laster, celebradas en The Bassement bajo una atmósfera de luz roja, llevan tiempo implementando la política de tapar las cámaras de los teléfonos. Esta medida no sólo preserva la intimidad y el ambiente de la fiesta, sino que también busca que la experiencia sea más completa y exclusiva, animando a los asistentes a vivir el momento.

Otra promotora que ha adoptado esta medida es Conejo Loco World, que está revolucionando la escena con su concepto «enjaulados», sumergiendo a los asistentes en una experiencia 100% inmersiva y sensorial, no apta para todos los públicos. Incluso en Mallorca, The Hostage Club ha optado por esta medida para preservar la intimidad de los asistentes y permitirles bailar libremente, desinhibiéndose de las preocupaciones sociales por unos momentos.

Desconectar para reconectar bajo los beats

El uso de teléfonos móviles en eventos en vivo ha generado un debate significativo sobre la intimidad y la experiencia compartida. Según la Dr Linda Henkel de la Universidad de Fairfield, el «efecto de deterioro de la toma de fotografías» indica que al tomar fotos, nuestras mentes delegan la responsabilidad de recordar el momento a nuestros dispositivos, lo que reduce nuestra capacidad para recordar el evento en sí.

Este fenómeno, combinado con la «nomofobia» (el miedo a estar sin el móvil), muestra cómo nuestra dependencia de los teléfonos móviles afecta negativamente nuestras experiencias en eventos sociales. En el contexto de una discoteca o festival de techno, donde la música y la atmósfera comunal son fundamentales, el uso excesivo de móviles puede fragmentar la experiencia y disminuir la energía colectiva. Como señaló el autor David Cain, cada persona desconectada por su teléfono se convierte en un «agujero negro» de energía social, desviando la atención de lo que realmente importa: el aquí y ahora.

Lazarus no está solo en su lucha contra el uso excesivo de móviles. DJs como Annie Mac y Sacha Lord, fundador de The Warehouse Project, han hablado públicamente en contra de la sobregrabación en los eventos, argumentando que mata el ambiente. Numerosos artículos de opinión sugieren la implementación masiva de políticas de no-foto como las del Berghain de Berlín para proteger la noche y la experiencia en vivo.

A pesar de estas preocupaciones, los datos muestran que muchos asistentes todavía consideran importante filmar y fotografiar durante los eventos. Una encuesta de Eventbrite encontró que, aunque el 70% de los asistentes se irrita con el uso de teléfonos, casi la mitad (49%) aún toma fotos y videos en los eventos. Esta contradicción refleja una tensión entre el deseo de captar y compartir momentos y la necesidad de vivir plenamente la experiencia.

La medida de Lazarus en Hï Ibiza es un paso audaz hacia la revalorización de la experiencia en vivo. Al prohibir los teléfonos, no solo se fomenta una mayor conexión entre los asistentes y los artistas, sino que también se promueve una cultura de presencia y participación activa. En un mundo cada vez más digital, estas iniciativas nos recuerdan la importancia de desconectar para reconectar con lo esencial. La creciente implementación de estas políticas en clubes y festivales alrededor de España y el mundo subraya un movimiento hacia una experiencia más auténtica y significativa en el entorno de la música electrónica.

Algunos han ido incluso más allá, como pudimos comprobar en abril en el concierto de Autechre en su reciente gira que también paso por Barcelona. El dúo británico además de no móviles ofrecieron su concierto totalmente a oscuras, y con las barras cerradas, todo para captar la total atención de los asistentes y asegurarse que vives una experiencia total, si bien nos costó acostumbrarnos a la oscuridad, tras unos minutos de incertidumbre todo se convirtió en una experiéncia inolvidable, disfrutando del propio universo de estos artistas con ruidos y melodías experimentales sin distracciones, aumentando las sensaciones al recibir los sonidos imposibles, bombos duros y distorsiones para los amantes de la electrónica.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *