cronicas
2

Crónica: BlackWorks 7.12.21 la Riviera, Madrid

25/12/2021
729 Vistas
0 Comentarios
4 minutos leida
Crónica: BlackWorks 7.12.21 la Riviera, Madrid

Aprovechando el puente de la Constitución asistimos el martes 7 de diciembre por primera vez a una fiesta de BlackWorks, los chicos que han revolucionado la noche madrileña con sus eventos y raves en distintos espacios, incluyendo uno mensual en sala La Riviera como en esta ocasión. Desde las 21h de la noche con horario extendido, y con Dexphase uno de los culpables del nacimiento de BlackWorks abriendo y recibiendo a los ravers para empezar la noche con fuerza.

A nuestra llegada sobre las 00h ya estaba Nico Moreno en cabina, el francés se ha convertido en uno de los mejores amigos de la familia BlackWorks, desde su primera actuación que también fue su primera vez en España se ha convertido en habitual en las fiestas de la marca madrileña. Nico enfundado en su gorra reparte mezclas de techno, hard, industrial y acid con su estilo vivaz y alegre que hace mover la pista sin descansos. En la actualidad esta al frente de su sello Insolent Rave Records, desde donde lanza exitosas producciones propias como el Ep «Purple Widow» o de artistas similares a su onda.

Tras Nico llegaron los VIPER DIVA, que es la unión de Hadone y Shlømo para repartir bombos a cuatro manos, este duo también francés nació en 2020 y además de actuaciones comparte producciones en su reciente nuevo sello Saike, como el Ep ‘Born To Be Slytherin’. 2 buenos amigos en cabina, que se alternan en la mezcla para ofrecer un techno duro pero melódico con matices industriales y acid.

El fin de fiesta llegaba de la mano de Kobosil, el berlinés nacido en el 91 forma parte de la nueva ornada de Djs alemanes que han crecido bajo la influencia del club por excelencia de la ciudad, Berghain, del cual acabó convirtiendose en residente y publicando habitualmente en su sello. Una muestra del poderío actual de Max Kobosil es su confirmación para este 2022 en 2 de los festivales más punteros de nuestro país como son Monegros o Aquasella. El alemán repartió bombas contundentes, con toques industriales, ebm o melódicos según el momento. Creando un set profundo y mental sin olvidar hacer moverse a la pista con cada uno de sus temas. Y como las noches señaladas acabó con un gran cierre sonando «Code 1026» (2008) de Agoria que puedes disfrutar más abajo con nuestro Highlight.

Para darle más color a la noche megatrón, fuegos en el escenario y visuales para completar la experiencia clubber, y otro éxito más con sold out para BlackWorks, que ya anuncia su primer Festival para el sábado 5 de marzo en La Cubierta en otra muestra más del crecimiento de la marca.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.